William Klein (Nueva York, 1928) es una de las figuras clave de la fotografía universal del siglo XX. Su espíritu abierto, transgresor y su naturaleza artística, ajena a las reglas y la tradición, lo convirtieron en uno de los principales renovadores de la fotografía de su tiempo. Grandes formatos, encuadres arriesgados, el grano marcado de la fotografía, el sentido arquitectónico y una visión humana de gran impacto son, posiblemente, algunos de los rasgos característicos fundamentales de su obra.

¡Muy agradecidos a La Pedrera por la visita guiada!

Fotografías de David Molero