El proyecto fue desarrollado en el marco de un workshop dentro del pasado Festival Panoràmic, con la Extimidad como tema central.

Todo se inició cuando Mercè Soler, artista residente de Roca Umbert Fabrica de les Arts, vio la entrevista de Joan Fontcuberta a Sophie Calle dentro del propio festival. A partir de este diálogo propuso hacer un regalo a la artista y haciendo un llamamiento en redes sociales reunió a 24 admiradores. Justos construyeron el libro que configura el proyecto y se lo enviaron.